Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

AL REDOBLE DE LOS TAMBORES

AL REDOBLE DE LOS TAMBORES

Ya estamos en plena vorágine de la Semana Santa, aquí sólo vale decir la mitad de la frase. (es decir, como todos los años pero NO por las mismas fechas) Soy de una ciudad en la que la misma está ya declaradas de Interés Turístico Internacional, para mí es un orgullo pero vaya, no es que me haga demasiado. Como todos los años, Duby me obliga al ser papón él, pero bueno, ya se sabe: Si hay que ir se va, pero ir pa' ná, es tontería.

Ayer me tragué tres y me puse a hacer fotos como una posesa. Mi fervor religioso se ha esfumado (salvo cuando voy a los Jesuitas en Florencia, que parece que me tocan un resorte interior y llegaba a casa como requemada, como con la fibra sensible, se lo comentaba a Niko y se reía, será posible...) pero sigo con mi oración de todas las noches o con un Sagrado Corazón, a quien tengo devoción porque creo que me ayuda. En lo que respecta a los Misterios, soy entre ascéptica y puede que hasta agnóstica, atea no, porque me parecería muy fuerte. Con ello tendría que pasar algo muy fuerte para que me diera la venada y dejar de creer, a pesar de que cuando entro en una Iglesia me fijo más en los estilos artísticos que en el mero hecho de que es la Casa del Señor. Y las esculturas igual, su significado interior para mí es poco, a veces les veo como simples trozos de madera tallados y pintados, es muy fuerte pero es lo que hay.

Soy de procesiones paganas, de fiesta y borrachera, de amor y escarceo, de pecado carnal y amén. Creo que soy joven y me merezco hacer lo que me venga en gana. Y sino, que me parta un rayo.

EN LA FOTO: Un papón redoblando los tambores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres