Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

CAMBIO DE LOOK

CAMBIO DE LOOK

Esta tarde he ido a la pelu a que me dejaran nueva. Sé de sobras que milagros no van a hacer, pero me encanta que me mimen por un ratillo... sin contar con los odiosos lavacabezas con los que terminas con una tortícolis de tres pares de narices, pero si -como en mi caso- te hacen un corte de pelo bonito, unas mechas del color que quieres y encima te peinan como es debido, no te importa pagar un kilazo.

Pues bien, pedí que me hiciesen un desmochado como le llamo yo, es decir, todo descargado y cortado a navaja -aunque duele horrores luego queda un peinado muy fresco- menos las puntas y algo por arriba, que lo hicieron con tijeras. Caían unos trozos grandísimos, pero sabía que eran del "contorno" y no de las puntas, si no me habría ya muerto del susto... me hicieron asimismo el "pollo" -una pequeña cresta que se ve desde arriba, cardada y cortita-. El flequillo, desfiladito y muy mono.

En cambio el color era el de siempre, rojizo-caoba. En mechas. Mi color es el tan famoso en el mundo mundial castaño oscuro, pero si me tiño la cabeza no me encuentro. Ni me buscan. Sencillamente desaparezco. Hace tiempo me téñí toda la cabeza de un tono naranja-ocre-extraño y... ¡urgh! Me encantó hasta el momento que me empezó a salir la raíz.

Bueno, de todos modos el pelo me va a durar limpio lo que queda hoy de día, mañana, el sábado ya estará lleno de mierda  y el domingo a lavarlo. A que el agua salga roja como si me sangrase la cabeza. En fin.

Me encanta mi corte de pelo nuevo. Hasta que lo pifie con mi secador cinco revoluciones :D

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres