Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

Y TE VENGO A BUSCAR

Y TE VENGO A BUSCAR

Y te vengo a buscar, porque sé que estarás ahí esperándome. Sin dilaciones, sin remordimientos. Serás mío y yo seré tuya. Recorreré todos los entresijos de tu ser y me adaptaré a lo que venga; mientras que tú te verás enriquecido con mi presencia. No importará el tiempo que hemos estado separados, lo que nos interesa es que este amor mutuo nos une irremediablemente, por lo que se pasará a formalizar la relación de una forma inminente.

La primera vez que te vi, me quedé prendada de ti. Nada más verte. Has pasado por muchas manos, masculinas y femeninas, y tal vez sea éso lo que te haga cambiar de color. Pero yo te trataré bien, te cuidaré, te arroparé y te tendré como oro en paño, no sea que me falles. Porque ya sabes que estuve una temporada sin saber de ti, sin tenerte. Y por eso, te vengo a buscar, como dijo una vez Battiato.

No juzgo las apariencias, juzgo tal vez tu interior, para que sea más bello que el propio exterior. Llamas la atención y lo sé, poder tenerte al alcance de la mano por tan poco es tan fatuo y a la vez tan irreal que el poder perderte es algo imposible pero también posible... ay, cuento los días que faltan para poder estrecharte entre mis brazos. Pero el tenerte comporta asimismo el poder renunciar a todo, el poder renunciar hasta el ser yo misma.

Por éso, me pintaré de un color, de dos o de cien. De los que tú me digas, porque me guiarás y me acompañarás, contigo sabré ser quién soy porque, si me llegan a despojar de ti, a arrebatarte de mí, puede que esa vez no sea yo.

Y va muy, pero que muy en serio.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres