Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

COMO CUCHILLAS ARDIENTES

COMO CUCHILLAS ARDIENTES

Días largos y extraños.

Cinco muertes, consecutivas y cercanas, se repiten en mi cabeza. Gente buena que no merece terminar de una forma absurda y cruel; como me decía anteayer mi gran amigo Taratapunzi, ahí tenían su destino. La muerte sobrevuela por nuestras cabezas, y cuando le parece, con su guadaña nos arrebata lo más preciado: La vida.

Pero tampoco quiero disertar acerca de ésto; sino de otros temas agradables. Por ejemplo, que Duby va mejorando, al igual que Less y una servidora; o que ayer fui con Ele y un amigo suyo al concierto gratuito de Prin' Là Là en el Musac, donde nos encontramos con antiguos conocidos, amigos y enemigos; de ésos que te dedican la sonrisa pero luego la puñalada trapera cuando menos te lo esperas, notas musicales que caen como el telón al final de una representación. Pero también se vuelve a levantar para un bis, para algo más pero el público no lo desea y le tiran tomates, pimientos y lechuguinos de toda clase.

Siento, asimismo, una sensación triangular; de deseos frustrados y de contestaciones que no llegan, de un futuro que parece incierto y nublado...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres