Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

LA PASADA NOCHE SOÑÉ QUE ALGUIEN ME VIOLABA

LA PASADA NOCHE SOÑÉ QUE ALGUIEN ME VIOLABA

Ha sido muy raro lo que soñé ayer por la noche. Y no ha sido lo que titula este post, sino algo muy diferente. Soñaba... que estaba soñando. Como bien sabéis, yo suelo recordar mis sueños con bastante facilidad, además de que tienen todo lujo de detalles a la hora de acordarme de ellos, por lo que no me lo invento. Ésto mismo me ha acarreado muchas broncas y muchos problemas, ya que a veces saco trapos sucios de una persona determinada... ¡aunque todo sea soñado y por ende ficticio! En fin, que la gente es muy susceptible...

Lo dicho, que ayer soñé que estaba soñando. Resulta que estaba en un hotel con mis padres de vacaciones y allí conocíamos a tres chicos, dos chicas y un chico. Una chica era rizosa, rubia y con media melena. La otra era castaña y con dos coletitas, mientras que el chico era moreno con el pelo medio ondulado pero sin llegar a ser hirsuto. Éste me cayó especialmente bien, ya que era italiano y por lo tanto podía hablar con él. Nunca le pregunté el nombre, por lo que para mí era "Alessio", ya que tenía un físico muy parecido a Gigi D’Alessio, el cantante. Y por lo tanto estaba todo el día mareándole: "¡Alessio, Alessio!" Él me sonreía tímidamente y nunca pasaba nada más. Las chicas, que eran sus amigas, se ponían muy celosas. Especialmente la rubia se ponía de los hígados y cada vez que me la cruzaba por el hotel me dedicaba unas miradas de odio profundo.

Otro día, en el sueño siempre, íbamos mis padres y yo a una excursión por el campo con un coche que habíamos alquilado y veíamos un paisaje precioso, verde... recuerdo que hice una foto a través del cristal mojado del coche para retratar ese verdor y mi padre me dice: "¡Pero bueno, vaya manera de gastar carrete!". Y yo pensaba para mí, "es de color verde esmeralda". Terminamos la excursión y de camino al hotel, por el carril de ida, iban "Alessio" y las otras dos. Conducía la rubia y otra vez la miradita furibunda. "El Alessio" me sonrió otra vez y me saludó con la mano.

Pero lo peor estaba por llegar: Esa noche los tres (mis padres y yo) nos acostamos rendidos y yo no podía dormir. Me había enamorado de Alessio profundamente. Y le llamaba: "Alessio... Alessio..." y mis padres que se cabreaban todos. Entonces, cuando conseguí conciliar el sueño, soñé que me iba con Alessio de vacaciones por Italia y que dejaba ami pobre amigo (real, de la vida real) Niko plantado, como a una lechuga. Y a todos los amigos de mi ciudad. Pero lo más curioso es que a ninguno de mis amigos les caía bien. Me despertaba sobresaltada por un orgasmo y ruido extraño a la vez, viendo una pashmina morada que me habían regalado hacía poco -y que poseo verdaderamente- en el suelo. La cama en la que había dormido estaba movida y las ventanas estaban abiertas de par en par. Mi madre me echó una bronca histórica y mi padre lo mismo durante el desayuno. No recuerdo más.

Me desperté bañada en sudor frío y diciendo: "¿Alessio?". Miré la hora en el móvil y eran las siete y media de la mañana. Aún me quedaba poco más de una hora para levantarme, así que conseguí echar otro sueñecito, mirando para la pared... pero a mí siempre se me va a quedar la mosca detrás de la oreja con este sueño, raro como pocos...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres