Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

¡PORRAS!

¡PORRAS!

A veces siento ganas de retorcerte el pescuezo y dejarte ahogado ahí, sin respiración, gafitas de mierda. Me gustaría decirte a la cara todo lo que pienso de ti, ¿sabes? Porque ya me he hartado de tus estupideces, de tus tonterías, de que me tengas como el pito del sereno día sí día también. Babi82 es buena, pero no tonta. Y me apetece hacerte saber que eso es cierto, que aunque no te lo parezca, soy capaz de decir las cosas claras. Por mucho que me digas que no sé hablar, que no sé vocalizar. Pues ya ves. Que puedo expresarme mejor que tú, porque sé que no vales nada, que eres pura basura y no me corto al decirlo.

Sabes que yo soy sincera, y que no me interesa tu vida, por muy alucinante que ésta sea. Al igual que tu súper-novia. Podéis ir a mil sitios juntos, podréis ser más listos que la madre que pan con queso, podréis saber mil idiomas, pero no tenéis humildad. Ni personalidad. Siento que os estáis riendo de mí en la santa cara, con vuestros santísimos cojones y/o ovarios, al igual que vuestros amigos, que claro, son pijiguays y alucinantes. Tan repelentes como vosotros, que ni siquiera os dignáis a llamarme. Ah, sí, claro que llamáis. Para lo que os parece. Para pedirme apuntes y luego copiármelos. Total, son tan buenos... es que tu profesor no te da las cosas tan mascadas como a mí. Pero por otro lado estos guiones son basura. Me lo echas en cara, que vaya asquito, que cómo se me ocurre hacer unos temas tan espantosos con los súper guiones que manda mi profesor. Hombre, por Dios.

Lo qué ya pasa de castaño oscuro es que de todo ésto he tardado en darme cuenta. Cuando nos dieron la beca para la misma ciudad -por supuesto, tu súper chica te tuvo que acompañar, si no es que os moríais de pena- me parecías majo, pero días antes te había dejado unos apuntes que aún no han vuelto. Y ambos estallábais en risas mínimas cuando os los pedía. Qué cara tan dura, santo Dios, qué jeta. No sé cómo no llegas a pisártela. Tal vez debería decirte éso que dice mi madre cuando se cruza con alimañas de la clase a la que tú perteneces, "date la vuelta, creo que has perdido algo", "¿el qué?", "pues la vergüenza".

Me parece inútil seguir escribiendo. Sé que vas a seguir haciendo de las tuyas, a tocarme los ovarios, pero ten por seguro que no me dejaré tocar un pelo. Ya sabes, soy buena, pero no tonta. Y que sepas que soy mejor persona, que tengo decencia, que tengo educación. Sólo te digo que te vaya bonito, que os vaya bonito y por favor, hacedme el ídem, de no volver a aparecer en mi vida porque juro que, tal y como dices tú, "os piso la cabeza".

Hasta nunca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres