Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

TARDE S.P.M.

TARDE S.P.M.

Lo prometido es deuda. A las pocas horas de escribir el anterior post, disfruté de una Tarde S.P.M., es decir, sólo para mí. Salió tan bien, tan redondita y tan perfecta que me encanta recordarla. Ahora os lo contaré a todos vosotros...

Pues bien, para empezar me puse mis vaqueros pitillo que me encanta cómo sientan (esta tarde les tengo que tirar a lavar sin falta, están marranísimos, jejeje) junto con mi camiseta gris de dibujo infantil y encima el chaleco-camiseta-prenda multiusos; para rematar bolso y deportivas doradas; junto con un maquillaje imperceptible y unas gafas pera vintage que eran de mi tío. Sí, gafas de hombre. Que luego me mancaron toda la oreja derecha por algo que tienen en la patilla. (ya lo miraré) Di un paseo a paso ligero durante una hora y me entró el hambre, pero me aguanté. Me hago una sesión de fotos a mí misma que igual luego publico, parezco Serafín Zubiri pero me da igual. Y la cámara que se atranca, jolín... pero las fotos salen.

Puse el famoso CD de Cocorosie a toda metralla mientras llenaba la bañera con un gel de mandarina de The Body Shop, exfoliante, que huele a gloria bendita. Y la leche corporal a juego. Agua calentita, toallas suaves y un pijama precioso y suave esperan en la banqueta.

Pero ahora el baño. Chapoteé, reí yo sóla mientras el inalámbrico y el móvil reposaban en el bidet por si sonaban y pitaban en soledad (la pena es que el portero automático no me lo puedo llevar y descolgar de la pared, jejeje). Me aclaré con agua ardiendo, menos por las piernas -de rodilla para abajo- que las mojé con agua fría. Tengo unas varices de impresión, así que... Me sentía como una mezcla de sátiro-fauno y una Venus emergiente de las aguas, cual Botticelli pintó. Y lista a prepararse la cena mientras otro disco suena, esta vez uno del gran mago.

Me preparo unos tallarines con ajo y pimentón -aglio, olio, peperoncino- la cual receta me dio Pedrisco (lo único que le agradezco en esta vida a semejante personaje) y me encanta. Ni una gota de carne o pescado. Un yogur de soja con mango y papaya -de los que anuncia José Coronado, están buenísimos- y una Coke -como diría mi amiga Laratus- mientras me vuelvo a ver en el Vídeo Liebre. Meto los cacharros en el lavavajillas, apago la tele porque atonta y me pongo delante de esta pantalla brillante. En el MSN no hay nadie interesante. Snniff, Mery se ha marchado cuando entro yo. Cagüen... le hago un toque pero nada. A los diez minutos aparece junto con Laratus. Nos tiramos casi dos horas hablando de nuestras vidas y chorradas varias -vaya nivel de confianza hemos adquirido, jejeje- para posteriormente felicitar a ambas dos, porque son mamás. Y servidora que se imagina con un tripón como de aquí a Teruel. -sí existe, de hecho ayer por la noche tocaba David Civera en Navatejera-

En fin, que ha sido una tarde-noche muy agradable. ¡Habrá que repetirlo!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres