Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

SÁBADO POR LA TARDE

SÁBADO POR LA TARDE

Visto que hoy una web que frecuento desde hace poco más de un año cumple cinco años, voy a hablar de la persona de la que se habla allí. No fue una casualidad el (re)descubrir este personaje, dado que hace casi seis años mi profesora Cristina, de la Escuela Oficial de Idiomas, se encargó de ello. Y gracias a eso le pude poner rostro. Podía haber pasado perfectamente sin lograrlo, pero bueno, no estaba de más.

Bien, después de estar hablando de él, ya es hora de que diga su nombre: Claudio Baglioni. Yo siempre pensé que era argentino, y que estaba en perenne estado de resfriado, ya que su voz era (y aún es) bastante ronca, como si estuviese afónico. Y no era argentino sino italiano. La letra de la canción con la que le descubrí se llama como el título de este post, "Sábado por la tarde" ("Sabato pomeriggio" en italiano) y está fechada de 1975. A pesar de que yo no había nacido todavía, y cuando descubrí esta canción era ya muy tarde (los 90), mis padres tenían (y tienen todavía) un tocadiscos con muchos vinilos de 33 y 45 revoluciones. Muchas veces soñaba despierta poniendo este disco, (u otros) electrocutándome, rompiendo agujas o, en el peor de los casos, rallando discos a los que tenía cariño. Pero éste sigue, sano y salvo. Asimismo, el cantante Miguel Bosé versioneaba una canción que luego descubrí que era suya: "Mi libertad" ("Mia libertà" en Italiano y que posteriormente ha derivado en mi nick en la susodicha web)

Le perdí la pista hasta el 2001, en que le descubrí con otras tres canciones más: "Porta portese", "¿Y tú cómo estás?" y "Pequeño gran amor", todas ellas datadas entre los años 1972 y 1978. Desapareció sin dejar rastro... hasta que descubrí esta web, en el que he conocido gente muy interesante... de persona o por Internet, y lo más importante: Pude cumplir mi sueño hace un mes, en la ciudad italiana de Padua. Sí, donde San Antonio. Y disfruté... y reí... y lloré... y me emocioné...

Pero en mi mente tendré para siempre esa voz ajada cantando lo siguiente:

Gorrioncito ¡Qué melancolía!
En tus ojos muere el día ya.
Excusa si la culpa ha sido mía
si no puedo retenerte más.    

¿Adónde fueron mis amores
que surcaban mares
que cruzaban vívidos
volando que los vence el llanto
malheridos ya?
No te marches...te ruego.
    
Gorrioncito ¡Qué melancolía!
Pues sin tus caprichos ¿yo qué haré?
Pero cada cosa que fue tuya    
con el alma rota buscaré.

¿Adónde fueron esos tiempos    
que soñaba el viento
que cruzabas vívido    
gritando contra el cielo:
"No me dejes solo no"?
No te marches...no te marches.

Yo sin ti moriré,
yo sin ti sufriré,
yo sin ti quemaré    
todo el sueño mío.

Solo y lejos de ti
¡Di qué haré yo sin ti!

Yo sin ti...
yo sin ti.
    
Lentamente el sábado se va.
Gorrioncito, dime dónde estás.

Tú no te acuerdas que emigrábamos    
como dos gaviotas.
Yo quisiera ver tus manos     
y tenerlas, calentarlas...
Gorrioncito, no,
No te marches...no te marches.    

Yo sin ti moriré,
yo sin ti sufriré,
yo sin ti quemaré
todo el sueño mío.

Solo y lejos de ti
¡Di qué haré yo sin ti!

Yo sin ti...
Yo sin ti.    
    
Solo y lejos de ti    
¡Di qué haré yo sin ti!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres