Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

NO QUIERO, PUEDO

NO QUIERO, PUEDO

No quiero, puedo; volver a zambullirme en aguas cristalinas de playas paradisíacas de las que salen objetos burbujeantes a la vez que deliciosos. Como las sirenas de Ulises/Odiseo, me raptan con sus cantos, me hechizan pero que hacen que pronto tenga que volver a la cruda realidad.

No quiero, puedo; volver a sentir el tacto de algo que se abre, que se cierra; que algún día merecerá estar relegado al olvido y confinado, pero no en lo más recóndito de la realidad. Algo de lo que no me puedo despegar y que me persigue, día y noche, que no me abandona ni a sol ni a sombra.

No quiero, puedo: apoderarme de un objeto lujoso y precioso, que brilla y que puede ser tuyo por poco. Objeto de lujo no es, plátano ni fruta sabrosa tampoco. Hace muchas cosas pero que nunca usaré, otras que sí y que me dirán que sí, que será poco tiempo después algo fatuo y que merezca otra vez ser cambiado hasta la saciedad.

Es un querer y no poder, poder y no querer, poder y querer...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres