Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

CONTIGO EN TUS SUEÑOS

CONTIGO EN TUS SUEÑOS

El otro día, en sueños, me llamaste. Quisiste llamar mi atención. Llevaba tiempo sin hacerte caso y tal vez ésa fue tu manera de hacerte notar. Veía cómo implorabas mi nombre, cómo tus tristezas y tus penas volvían a herirte el corazón.

Tú, personita triste, siempre rodeada de gente, pero a la vez tan sóla; llegaste a mi vida de una manera muy peculiar. Te insuflé vidayo, pero quise que fueras un personaje un tanto marginal pero que poco a poco intenta recuperar y rehacer su vida, a través de episodios y situaciones esporádicas. Te creé una identidad, una casa y finalmente una familia con la que (aparentemente) todo iría bien. Pero cuando todo parecía perfecto, el castillo de naipes se vino abajo. Y con ello tú, protagonista de este historia quizá cuasi-real, ya que quise desde un principio que tú fueras parecida a mí.

Nos parecemos tanto que tal vez me cuesta distinguirme a mí de ti. Y por éso, te tengo un cariño especial, aunque nunca te lo haya demostrado. Por éso he decidido que cambies, que no te hundas, que sigas tu vida en paz; para que sea ésta -tal vez- la única oportunidad que te da la vida para hacer lo que siempre quisiste, lo que nunca te atreviste a contar.

Quiero que vueles alto, que eches tus alas y que mires alto, hacia delante. Te toca vivir tu vida, te toca ser feliz. Sé que te lo mereces y que un día lo conseguirás. Puedes estar muy, pero que muy segura. Si te conociera, te daría un fuerte abrazo; a ti y a tus niños, a la gente que te quiere (seguro que tienes mucha gente que te aprecia, aunque ni tú misma te des cuenta).

Buena suerte, amiga.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres