Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

JORNADA DE REFLEXIÓN

JORNADA DE REFLEXIÓN

Jornada de reflexión y de gasto, de dejar que caigan cosas como llovidas del cielo y sin iglesias con estufa, con lágrimas de frío, calor, olor y sudor; acompañadas de sabor a verduras frescas y muslitos que no se engrandecen sino que se empequeñecen por un milagro.

Rumbo, rumbosa.

Tubitos no pido porque quizá soy mujer, y me alegro por ello a pesar de algo que mancha y corroe. Que limpia y diluye, que se esfuma con la misma velocidad con la que llega.

Sigue, que lo conseguirás.

Camina por ese sendero que te provoca ampollas pero felicidad, por calles que pronto serán tuyas.
Y golpes, golpes interiores y certeros no te harán desfallecer, no te harán rendir.

Pequeña... mi pequeña...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres