Blogia
- SAL Y AZÚCAR -

BARRAS Y ESTRELLAS

BARRAS Y ESTRELLAS

He tardado en aparecer, pero ha habido razones ajenas al blog (currete, regalos, resfriado, salidas, entradas...) que me han tenido ausente por una semanita, pero ya estoy aquí dispuesta a amenizaros con este primer artículo del Nuevo Año.

El 1 de Enero lo pasé una vez más en familia, bastante bien, aunque se largaron más tarde de lo previsto. La noche antes no había salido, por lo que el bailoteo que me prometí a mí misma lo terminé haciendo con las almohadas y a partir de las 2 de la mañana. Hasta esa hora no paré de recibir sms de amiguetes (gracias) entre los que destaco los de la requeteestupenda (y desaparecida desde entonces) Laratus. Me mandó bastantes. La verdad es que el móvil de esa mujer parece Jesucristo, resucita y muere cuando le viene en gana :P La comida en familia fue, como dijo mi tío (y padrino): "Todo muy rico y muy abundante", a lo que una servidora añadía sin cesar "Que dure, que dure". Y en mi cabeza los ecos del concierto de Viena, que me encadena todos los años a la pantalla del televisor.

Los días 2, 3 y 4 fueron intensos de currete, pero el 4 hubo exitazo con el Marquesito de Babybel (me habló en argentino, sic) por lo que me congratulé con un par de muestras sonsacadas a un sarasa de la calle Velázquez -no ha desaparecido- y un par de pendientes fashion-de-la muerte en Serrano y que me puse la noche de Reyes. También acompañé a Rocy y su novio por la Gran Vía a comprar pijadillas.

El 5 casi no pude dormir. Primero, por un catarrazo que arrastro desde hace una semana y que me está tocando los güevos porque si me toca defender un tema no habrá quien me tosa (sic). Y segundo por los regalos que sé que iba a recibir. Y es que servidora fue (y es) muy güena -no tonta, atención- por lo que recibí todo lo que pedí.

A saber:

- Un paraguas de Tous de mi santa madre, plegable. Estampado con reminiscencias del séptimo arte y del arte pop. Ni me lo esperaba. Es chulísimo. Por una vez tengo ganas de que llueva para estrenarlo :P

- Unos pendientes en forma de planeta (Saturno) con su colgantito a juego. De mi primo Yuri, tan majo como siempre. Él sí que lo vale.

- Un par de gafas de Valentino (bueno, éstas cayeron por parte del gordito de rojo) de mis papis. Ya las estrené, por lo que contarlas aquí no sé si haría falta. En fin.

- Dinerito fresco (suma considerable que pienso fundir en las rebajas, jis jis jis)

- Y lo que más ilusión me ha hecho: Un monedero de Fornarina de mis tíos que ya había fichado en el escaparate de la tienda, aunque pareciera que se había agotado y cambiaba de color sospechosamente (en rojo) pero el mío es negro. Y precioso. Ya le he rellenado con mis documentos y mi dinerito, a triunfar, guapa. :)

Y ésto es todo amigos... toca ponerse en plan (dieta no pienso) Burla

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres